miércoles, 20 de mayo de 2020

Museo Thyssen-Bornemisza. Imprescindibles I,II y III

El Museo Thyssen de Madrid ha publicado tres vídeos, uno por cada planta, con unos excelentes comentarios  que acompañan a algunas de sus obras más importantes. 



PARTE I
El primer vídeo comienza comentando el Retrato de Giovannna Tornabuoni, de Ghirlandaio. Se trata de una joya de la colección del museo en donde el pintor representa de perfil a su idealizada modelo con un estilo basado en la antigüedad clásica y que reúne el ideal de belleza del Renacimiento: belleza, serenidad, delicadeza, etc.
Después  se  examina el Joven Caballero, de Vittore Carpaccio intentando descubrir quién fue en realidad el joven representado a la vez que analiza la diversa simbología  que el pintor incluyó para definir las virtudes del representado.


Jesús entre los doctores, de Durero es la tercera obra analizada. Durero es el representante del Renacimiento alemán con gran influencia entre los artistas de su tiempo –siglo XVI-  y posteriores. Aquí   funde la perfección, belleza y armonía del Renacimiento italiano con el carácter alemán de la representación de lo visible tal cual es.

La última obra comentada en esta primera parte es Sta. Catalina de Alejandría, de Caravaggio, representante de una de las dos tendencias artísticas tras el Concilio de Trento, la naturalista, iniciada por Caravaggio frente a la clasicista de los hermanos Carracci. Ambas darán lugar al movimiento Barroco, con su teatralidad, claroscuros, etc.

PARTE II

Este segundo vídeo recoge los comentarios de cinco interesantes obras.

Grupo familiar ante un paisaje, de Frans Halls. Este artista holandés fue famoso por su retratos, modalidad  muy demandada por creciente burguesía de su país. Halls es uno de los que más han destacado en retratos tanto individuales como colectivos  y en sus obras se puede apreciar el distinto tratamiento con que trabaja  los rostros y a los ropajes de sus personajes.
Mañana de Pascua,  de Caspar David Friedrich.  Friedrich  es el mayor representante del romanticismo alemán en pintura. Esta obra está cargada de un fuerte simbolismo que  el comentarista va desvelando para concluir que se trata de un cuadro religioso cuya finalidad es exponer  que la muerte no es el final. Misticismo a través del paisaje.
Les Vessenots en Auvers, de Van Gogh. Pertenece a la última etapa del pintor y en ella refleja su propia inestabilidad emocional –se suicidaría un par de meses después- . Son pinceladas vehementes y repetitivas, cargadas de pintura. Presenta por primera vez una visión emocional del paisaje lo que hace de Van Gogh el primer representante del subjetivismo artístico a través de la técnica, algo que los románticos ya habían hecho pero a través del tema.
Fränzi ante una silla tallada, de Ernst Ludwig Kirchner. Esta pintura es un icono del expresionismo alemán y en ella se puede apreciar la influencia del arte primitivo por las formas arcaicas y el uso de un lenguaje esquemático alejado de la realidad. La cara parece una máscara.
Habitación de hotel, de Edward Hopper. El pintor adopta la visión de otro huésped que pasara delante de una habitación con la puerta abierta en un hotel cualquiera . Presenta a una figura en sombra que evoca la soledad y frialdad de una habitación despersonalizada con contraste de luces y sombras que aumentan el dramatismo de la escena mientras que el equipaje representa una historia que debemos imaginar.  En definitiva el cuadro viene a simbolizar la incomunicación del hombre moderno.

PARTE III
Esta tercera y última parte está dedicada a la planta baja del museo. En esta grabación se comentan cuatro obras representativas del arte del pasado siglo.

New York City.3 (inacabado).Piet Mondrian.
Presenta una vista de la ciudad de Nueva York desde arriba, como un plano. Mondrian perteneció al movimiento Neoplasticista que buscaba lo permanente dentro de lo universal (líneas rectas, colores primarios, figuras geométricas y  bidimensionalidad) unido a la búsqueda del equilibrio.
                                          
Arlequín  con espejo. Pablo Picasso. 
Tras las II Guerra Mundial hay una vuelta al orden en general y Picasso volvió al clasicismo. Este melancólico arlequín para algunos podría ser un autorretrato. Está mirándose al espejo, como una Venus del espejo (Velázquez, Tiziano..) hablándonos del amor y de la belleza además de otros posibles significados.
                                              
Retrato de George Dyer en un espejo. Francis Bacon
El autor transforma la foto del retratado, amante suyo en esa época, en una imagen rota y desordenada además de distorsionada. Presenta un rostro roto, con la piel levantada, para mostrar su interior que podría ser el de cualquiera, dada su falta de individualidad, símbolo del hombre contemporáneo.
                                                 
Mujer en el baño. Roy Lichtenstein. A base de pequeños puntos y con un estilo sencillo y gráfico que recuerda al comic el autor presenta a una mujer que responde al canon de belleza femenino que se fue creando desde finales de los años 40. Es un estilo pop que conecta el arte y la cultura popular tomando elementos de cada uno de ellos para crear una nueva obra artística a partir de una imagen banal, cuestionando los criterios artísticos convencionales.
 Para acceso al primer vídeo pinche aquí
Duración 10 m.
Duración 14 m.
Para acceso a los tres vídeos pinche aquí
Duración del tercero  11 m.
                                                                                                                                        Antonio Guerrero
                                                                                                                                        Visitas a museos



domingo, 10 de mayo de 2020

La Gioconda del Museo del Prado

               
En el vídeo del Museo del Prado que os proponemos en esta ocasión se detalla el estudio técnico y la reparación de la copia de la Gioconda que se encuentra en el Prado.
La grabación está dividida en dos partes, en la primera la investigadora del Gabinete de Documentación Técnica del Museo Ana González,  hace un estudio técnico señalando tanto las coincidencias como las diferencias con el original del Louvre.  Ambas pinturas, nos dice, coinciden en muchos aspectos aunque fue distinto el artista que las hizo.Las  razones para afirmarlo las va detallando durante su exposición y son entre otras, que ambas hechas con los mismos y caros materiales, coinciden en las correcciones y en los dibujos a mano alzada, etc.. Sin embargo la copia evidencia una menor maestría en el uso del sfumato –es un dibujo más lineal- entre otras importantes diferencias
                                                                                           
                                                       Ana González, investigadora

En la segunda mitad, gracias a la exitosa restauración de Almudena Sánchez, restauradora del Prado, ahora se puede contemplar el paisaje de fondo, muy parecido al original y que durante mucho tiempo  -unos doscientos cincuenta años- estuvo oscurecido por razones que se desconocen. Afortunadamente, dice, el cuadro se ha conservado muy bien y ha tenido muy pocas pérdidas gracias entre otras cosas a que los materiales utilizados eran de primera calidad.

Almudena Sánchez, restauradora

                                             Antes restauración             Restaurado                                                         
En el segundo vídeo la obra es comentada por Miguel Falomir, actual director del Prado y en donde viene a insistir en lo ya anotado pero además, señala al alumno de Leonardo,  Francesco Melzi, como su posible autor, concluyendo que aunque la copia del Prado no es una obra maestra sí que es muy importante para conocer las prácticas pictóricas del taller de da Vinci.

                                        Miguel Falomir,director del Prado

                                     Gioconda.  Louvre                        Gioconda. Prado

Podríamos preguntarnos ¿por qué, siendo tan parecidas una es una obra maestra y la otra sólo una buena copia? . Para contestar esta pregunta acudamos al famoso historiador de arte E.H. Gombrich quien en su conocida Historia del Arte señala que lo asombroso de esta obra, que parece vivir, se basa en el famoso invento de Leonardo, el sfumato, que consiste en dejar borrosos los contornos y suavizar los colores de forma que se puedan fundir las sombras y dejar siempre algo a la imaginación del espectador. 
Genialmente Leonardo centró su atención en las partes más importantes del retrato: las comisuras de los labios y las puntas de los ojos, que son precisamente lo que el artista dejó más inciertas. Por eso  el espectador, en el original,  nunca sabe cómo lo mira realmente la Mona Lisa, no sucediendo igual en la copia que, aunque de mucha calidad, su dibujo es más lineal.




                                                                                                                                                                                        Antonio Guerrero
                                                                                                                                                                                        Visitas a museos


viernes, 1 de mayo de 2020

Real Academia de Bellas Artes de S.Fernando.Madrid




Entre los museos que se pueden visitar virtualmente en Madrid se encuentra el de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando cuya colección guarda valiosas obras de artistas españoles y extranjeros  desde el siglo XVI hasta el XX con autores tan importantes como Goya, Rubens, Van Dyck, Ribera, Alonso Cano, etc. así como varias salas de escultura y Vaciados Históricos.


La visita virtual sólo se puede realizar desde un ordenador, no desde una Tablet ni desde un móvil porque como indican en un desplegable, poseen la tecnología de Flash Player, algo anticuada.
Para acceder con el ordenador, si no se tiene instalada la extensión Flash Player  hay que seguir los pasos que señalan en el cartel que aparece al entrar en la página, bien para descargarla  e instalarla o bien desbloquearla si ya la tenemos instalada y bloqueada. Son muy sencillos.

Una vez instalada y desbloqueda  damos a “Comenzar”  y ya podemos entrar virtualmente en el edificio.  En la planta baja  se puede visitar la sala de Calcografía Nacional con importantes obras de Goya  y la de Taller de Vaciados, ambas con explicaciones. Luego se puede continuar por las plantas superiores, finalizando en la tercera con la pintura y escultura española de los siglos XIX  y XX.


Algunas obras, al pincharlas, despliegan la imagen de un guía que las explica personalmente, incluso a veces es el mismo autor, como ocurre en alguna de la planta superior. Otras veces aparece un cartel donde viene escrita la explicación.


                                                                                                                                                                        Antonio Guerrero
                                                          al                                                                                                               Visitas a museos